Trelew
Partly cloudy
10°C
Previsión 20 de julio, 2024
Día
12
Nevada suave
13°C
Previsión 21 de julio, 2024
Día
03
Mayormente claro
16°C
Previsión 22 de julio, 2024
Día
04
Parcialmente nublado
20°C
Previsión 23 de julio, 2024
Día
07
Previsión
22°C
 

Puerto Madryn
Clear sky
11°C
Previsión 20 de julio, 2024
Día
07
Previsión
14°C
Previsión 21 de julio, 2024
Día
07
Previsión
16°C
Previsión 22 de julio, 2024
Día
01
Claro
21°C
Previsión 23 de julio, 2024
Día
07
Previsión
18°C
 

Rawson
Clear sky
9°C
Previsión 20 de julio, 2024
Día
12
Nevada suave
13°C
Previsión 21 de julio, 2024
Día
03
Mayormente claro
16°C
Previsión 22 de julio, 2024
Día
01
Claro
20°C
Previsión 23 de julio, 2024
Día
07
Previsión
21°C
 

Titulares

Subastaron “uno de los libros más antiguos que existen” en casi US$ 4 millones

Una colección de textos litúrgicos cristianos escritos en copto, presentada por Christie’s como “uno de los libros más antiguos que existen”, fue vendida por 3,06 millones de libras (3,9 millones de dólares) en Londres, anunció la casa de subastas.

Este manuscrito escrito en copto, un idioma antiguo de Egipto, sobre papiro, entre los siglos III y IV, según los expertos, es “el libro más antiguo de textos litúrgicos cristianos”, destacó Christie’s.

Este manuscrito subastado por Christie’s en Londres, bajo el nombre de Códice Crosby-Schøyen, es también el libro más antiguo perteneciente a una colección privada.

Compuesto por 51 hojas, de las 68 que constituían el libro original, cada página contiene entre 11 y 18 líneas escritas a dos columnas, por un solo copista.

El manuscrito fue descubierto y adquirido a principios de los años 1950 en Egipto por un coleccionista suizo, Martin Bodmer, antes de cambiar de manos varias veces durante las décadas siguientes.

Estos escritos constituyen también “uno de los raros ejemplos bien conservados” de la aparición del libro como medio de transmisión de textos, con una técnica que evolucionará hasta la invención de la imprenta en el siglo XV, según la casa de subastas.

El escrito debe su nombre a una mecenas estadounidense llamada Margaret Reed Crosby, que ayudó económicamente a la Universidad de Mississippi a adquirirlo, y al coleccionista noruego Martin Schøyen, su último propietario.

El precio alcanzado por el texto en la puja está lejos de los récords pagados por otros manuscritos antiguos, como el Códice Sassoon, la Biblia hebrea más antigua, vendida el año pasado por más de 38 millones de dólares por la casa de subastas Sotheby’s de Nueva York.

La suma pagada por el Códice Crosby-Schøyen también dista mucho de los aproximadamente 32 millones de dólares abonados por el fundador de Microsoft, Bill Gates, en 1994, para adquirir el Códice Leicester de Leonardo da Vinci.

Compartir: